Berenjena rellena

La berenjena rellena es un plato de carne y verdura perfecto para una ocasión especial, que podemos tener preparado con antelación y acabar en el horno.

Receta de berenjena rellena

Ingredientes para preparar berenjena rellena

  • 2 berenjenas
  • 200 gr. de carne picada
  • 1 cebolla grande
  • 1 pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • Queso rallado
  • Vino blanco
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite

¿Cómo preparar berenjena rellena?

  • Para hacer nuestra berenjena rellena, calentaremos el horno a 180 ºC, lavaremos las berenjenas, las partiremos por la mitad (a lo largo) y haremos pequeños cortes en la parte de la carne con cuidado de no llegar a rasgar la piel. Pondremos un poco de sal, un chorro generoso de aceite y meteremos (con la piel hacia abajo) en el horno.
  • Mientras la berenjena está en el horno picaremos el ajo, la cebolla y el pimiento en juliana, salpimentamos y pochamos lentamente en poco aceite.
  • Cuando la berenjena esté lista (vamos comprobando con un tenedor hasta que "la carne" de la berenjena esté tierna), la sacamos del horno y, con mucho cuidado, retiramos casi toda la carne (intentando no romper la piel ya que luego la rellenaremos para que realmente sea berenjena rellena). Si la hemos tenido el tiempo suficiente en el horno, será muy fácil hacerlo con un cuchillo o incluso una cuchara, con movimientos como si untásemos mantequilla.
  • Agregamos la carne de la berenjena a nuestro sofrito y removemos enérgicamente para deshacer la carne de la verdura.
  • Cuando tengamos una masa más o menos homogénea, agregamos medio vaso de vino blanco y reducimos, removiendo periódicamente, para que se liguen los sabores.
  • Finalmente agregamos la carne picada, salpimentamos y seguimos removiendo hasta que esté hecha.
  • Ya sólo nos queda montar nuestra berenjena rellena. Para ello, disponemos en una bandeja de horno las barcas de berenjena y las rellenamos con el relleno que hemos preparado. Espolvoreamos con queso rallado y llevamos las berenjenas rellenas al horno para que este se derrita y tome color gracias al gratinador.
  • Listas, ya sólo nos queda sacarlas y llevarlas a la mesa para disfrutarlas como se merecen.
  • Foto orientativa: Lablascovegmenu
Nota del autor:

Podemos tener las berenjenas ya montadas en el frigorífico y en el último momento rallar el queso y gratinar.

En el relleno podemos dejar volar nuestra imaginación, pero siempre teniendo en cuenta que la berenjena tiene un sabor muy característico y que debe ser el centro de nuestro planto.